EL PERDÓN RADICAL

Nos desenvolvemos en un mundo de oportunidades y riesgos. En nuestro diario vivir, tomamos muchísimas decisiones, y aunque tengamos siempre la intención de hacer lo mejor posible, todos –en cualquier momento– cometemos algún error por el que sentimos culpa o vergüenza.

El perdonar a una persona que sentimos nos ha hecho daño puede ser muy duro, y el perdonarse a uno mismo es quizás una de las condiciones más difíciles de la recuperación emocional de una persona. El estado constante de rabia y resentimiento hacia terceros y hacia nosotros mismos interfieren con el desempeño en la vida.

Ese es el momento correcto para perdonar y perdonarse. El mejor regalo que nos podemos dar es perdonar y perdonarnos, aceptándonos como somos, y aceptando a la otra persona como es, sin juicios ni críticas.

Soy Dori Loebl

Practicante de Ciencia de la Mente.

Certificada en Perdón Radical y Posibilidades Infinitas.

En permanente búsqueda, abriendo caminos para mí y los que quieren caminar conmigo.

Dori Loebl
DESCARGAR